Blogia
Diario del Misterio

Manuel Lois: el hospital maldito

Jose Manuel García Bautista

Es Huelva una zona de nuestra geografía nacional cargada de historia y de misterios, desde el enigma de la vida que esconden las aguas de Río Tinto hasta lo oculto que rodeo al Descubrimiento pasando por Gibraleón y sus apariciones o el incipiente fenómenos OVNI que tantas veces se manifestó en sus costas.

En pleno corazón  de la capital onubense se alza aun majestuoso uno de esos edificios encantados y a la vez maldito, poco conocido, que aun perviven en la realidad y en el recuerdo, no se trata de otro edificio anónimo más sino del antiguo Hospital Manuel Lois. Durante años de investigación silenciosa ha sido el onubense Moisés Garrido Vázquez el encargado de recabar y atesorar importantes testimonios de allí ocurrido y que actualmente ocurre en su interior... Pero desde comienzos del presente año y merced a otros investigadores locales  esos sucesos han alcanzado su máxima cota y han saltado a la primera plana de la actualidad paranormal.


En sus lógobres e inhabitados pasillos durante años han ocurrido una serie de fenómenos que desafían  a la lógica... Pero comencemos por el principio y baste comentar que el Hospital Manuel Lois fue una residencia hospitalaria que se construyó en los años 50, era el orgullo del régimen franquista, un edificio en su día moderno, con ascensores y sobradamente equipado que en décadas posteriores sufrió importantes ampliaciones sobre sus casi once mil metros cuadrados. Su funcionalidad comenzó a ser cuestionada y paso a ser almacén de material del SAS  (Servicio Andaluz de Salud) perviviendo tan solo una parte dedicada a atenciones de urgencias separado éste del modulo del resto del complejo a base de tabiquería como un preludio de lo que en su interior sucedía. En esas fechas y por su interior pasaron cientos de enfermos y pacientes cuyas historias, esperanzas y sufrimientos impregnaron cada centímetro cuadrado de sus instalaciones... En  los 90 el coloso pasó a ser desalojado y puesto fuera de servicio solo sirviendo de ultima morada a animales nocturnos, curiosos y extrañas presencias que parecen que no son de este mundo.

Hoy día el edificio lleva mas de quince años abandonado y es en sus ultimas plantas donde se desencadenan toda suerte de extraños fenómenos de gran actividad anómala y paranormal que culmina con la aparición ante testigos de una enfermera o monja espectral que pasea por sus desvencijados pasillos...

En el Hospital al ser desalojado se quedaron números enseres y material en su interior, una noche y sin saber como una buena cantidad de colchones salió ardiendo prendiendo de forma incomprensible en la cuarta planta del mismo, acudieron los servicios de extinción de incendios de Huelva costando tremendamente sofocar el fuego, en dichas tareas de extinción uno de los bomberos participantes de las mismas nos comentaba: “He sentido autentico pánico, no sé lo que habrá allí arriba pero estábamos acompañados por algo y sentí mucho frío, me dio miedo”. Y es que en esa misma planta son seis los fuegos registrados en estos años sin saber como se originan o quien los provoca.

En esa ultima planta también son diversos los testigos que afirman haber visto a una dama blanca que llora en las noches y cuyos quejidos siembran de inquietud todo el edificio, se hacen cada día mas presenten y minan la moral y los ánimos de los empleados de urgencias cuyas filas ven asoladas por las bajas por depresión, ataques de nervios  e histeria achacados a la continua presión que esos fenómenos ejercen sobre sus personas. Y es que la zona de urgencia se hallaba comunicada antaño con el resto del edificio por un pasillo que fue tapiado siendo una de las causas la visión en los pisos superiores de esa extraña presencia piadosa que sembró de estupor a los empleados, en unos pasillos que aun hoy se escuchan ruidos de camillas y sillas de ruedas moverse y rodar como si estuvieran aun en funcionamiento y el tiempo no hubiera pasado por ellas... Ruidos de instrumental medico, lamentos y gritos en un lugar donde hace años que registro la salida de su ultimo paciente.

En el interior del Hospital Manuel Lois se dejaron instrumental y aparataje pero todo queda muy lejos de esos comentarios exagerados en los que se afirman haber hallado años después en sus paredes restos de sangre o partes de órganos humanos, como nos comentaba un responsable del área de salud de Huelva: “En el interior del Manuel Lois no se abandonaron tales restos ni sustancias peligrosas o nocivas a la salud, puede parecer que el hospital se abandono precipitadamente pero todo estuvo muy controlado y calculado” .Y es que son muchas las voces que afirman ,esta vez en forma de rumor, que una de las circunstancias que aceleró el proceso de desabilitación del edificio fue precisamente los extraños sucesos que relatamos en este artículo.

Los acontecimientos paranormales se suceden y encontramos que los animales también tienen zonas donde son propensos a sentirse amenazados o huyen de su entrada en las plantas señaladas, así tenemos la historia de “Danko” un perro que se sintió amenazado por un algo invisible o la entrada de otros animales guardianes en este edificio que concluyeron con un acobardamiento del animal ante una presencia invisible en la cuarta planta que primero hizo ponerse agresivo al animal para luego huir tembloroso de pánico. Otro vigilante de seguridad tuvo menos suerte y junto a su perro pudieron ser participes de la aparición de la dama de blanco y sentir sus lamentos... en este caso nuestro protagonista fue presa de un ataque de nervios que con el transcurrir del tiempo provocó en él la total caída del cabello.

Vecinos del coloso onubense también se atrevieron a entrar en su interior y sustraer objetos de los abandonados en su desalojo... Así una pareja tomó una lámpara de quirófano que instalo en su casa con la desagradable sorpresa que esta misma parecía tener vida propia y accionarse o apagarse a voluntad creando estupor en sus nuevos “propietarios”, una lámpara que estuvo ocasionándoles mil problemas de malfuncionamiento hasta que fue nuevamente dejada en el lugar de donde fue sustraída: la cuarta planta del hospital Manuel Lois.

Ana, Manuel Romo o Israel López son unos jóvenes curiosos que se inician en el mundo de la investigación y quienes gentilmente nos cedieron parte de las fotos que acompañan a este artículo, ellos desde su afán por investigar este caso han recabado numerosa información de y a ellos se debe la popularidad en este año del mismo. Una popularidad que comenzó a tener eco en los medios de comunicación el pasado 28 de Febrero cuando desde el programa “Sevilla a Diario” de Sevilla Tv y desde Punto Radio Sevilla donde su presentador Fernando García Haldón dedicó un tiempo a hablar del mismo, luego serian otras cadenas locales y nacionales quienes siguieran la estela y narraran con mayor o menor acierto los sucesos paranormales manifestados en su interior.

Y es que en sus plantas se han descubierto pintadas con pentagramas, velas e improvisados tableros oui-ja que denotan prácticas ocultistas y quién sabe si satánicas en su interior, quedando todo lejos de tentar la suerte o intentar el contacto con la dama de blanco o monja espectral que se manifiesta en su interior y es que a decir de los testigos y los numerosos testimonios recabados en el edificio hay encerrado mucho mal y mucho dolor que manifiestan el encantamiento del mismo con toda suerte de fenómenos que desafían la lógica tales como luces que se enciende y se apagan ,ascensores que no parecen atender a ninguna razón para comenzar un loco funcionamiento, intensos olores a desinfectante medico o éter , frío intenso , extraños ruidos y lamentos humanos y manifestaciones de presencias translúcidas que conforman todo un caso paranormal digno de ser reseñado.

Tras muchos meses de debate el futuro del Hospital Manuel Lois parece certificado. La Junta de Andalucía a aprobado su derribo tras convenio firmando por la Tesorería General de la Seguridad Social y el Ayuntamiento de Huelva que según nos comentan fuentes oficiales “ha sido la mejor forma de acabar con los fantasmas del hospital”, así el portavoz municipal José Juan Díaz Trillo confirmo el futuro del edificio manteniendo activa la zona dedicada a atenciones de urgencias y a una mejor comunicación entre la calle Federico Mayo ,Cantero Cuadrado y Vía Paisajista,

El epilogo a este interesante caso fueron los extraños ruidos y quejidos lastimeros que pudieron sentir dos empleados del servicio de demoliciones en su interior y que les obligó a salir del edificio cuan aprisa les permitió la rapidez de sus piernas. También en su interior debió de ser asistido un joven que atraído por la historia paranormal del edificio se acercó al mismo y al entrar en su interior sufrió un serio corte en uno de sus brazos que a punto le cuesta la vida al poder perecer desangrado, afortunadamente un vigilante de seguridad e informante nuestro lo atendió y pudo ser socorrido antes que la situación pasara a mayores.

Es la historia de uno de los últimos edificios oficiales encantados de España dejando ya poco margen a la investigación por parte de los expertos y pasando a engrosar la lista de los que serán recordados casos de edificios encantados de nuestro país.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres